Close

Conchita, la poligrafista de Sálvame, arremete e insulta a su ex

En sus apariciones televisivas siempre cede el protagonismo y se mantiene en un discreto segundo plano. Pero Conchita se ha convertido en un rostro habitual de la pequeña pantalla gracias a su particular máquina de la verdad. Sin embargo, pocos son los datos que se conocen de esta mujer. Por eso la famosa poligrafista ha querido romper su silencio. Lo que nadie se esperaba era que sus declaraciones no serían para compartir anécdotas de estos años en Sálvame sino para contarlo todo acerca de su controvertida vida sentimental.

Una vida llena de sorpresas

> Cuando nació hace 67 años en Zaragoza, nadie podía imaginar que Conchita pasaría a ser alguien conocido. Además, sus pasos nunca los orientó a la televisión ni a nada relacionada con el mundo del espectáculo. Concepción Pérez, como se llama en realidad, decidió que su futuro estaría en el mundo de la hostelería y la restauración. De hecho, estudió Turismo y es directora de hotel titulada. Pero su rumbo cambió de manera inesperada. “La vida nos va llevando por caminos que hay que ir tomando. Todo ocurre por algo y yo viví una situación que me demostró que había en España una carencia a la hora de demostrar una cosa ocurrida sin testigos. Ahí es cuando decidí ser poligrafista profesional”, desvela en Semana. Y aunque esto ha hecho que su rostro pase a ser conocido, elegir esta profesión no solo le ha traído beneficios sino también inconvenientes. Destacamos un problema del que ha hablado por primera vez.

Siguiente: Un amor (o desamor) que sigue generando polémica

Un amor (o desamor) que sigue generando polémica

> Aunque gracias a su trabajo como poligrafista hemos podido descubrir muchas cosas de los rostros conocidos, Conchita aún no se había atrevido a arrojar luz públicamente a su propio escándalo. Ha mantenido una fuerte guerra con José Antonio Fernández de Landa, del que habla por primera vez. Con este poligrafista, que curiosamente se hizo popular en Antena 3, ha tenido gravísimos problemas personales y profesionales. “Esta mujer hizo un curso conmigo, no lo pagó y no asistió a las prácticas obligatorias. Tiene un problema psiquiátrico, es peligrosa. Tiene fijación conmigo. Empezó a mandar jamones a mi casa, a llamarme por teléfono 14 veces al día, a contarle a mi mujer que había tenido un lío conmigo y a mandar anónimos a mis hijas. Bestial”, nos contaba de Landa. “Ha sido condenada reiteradamente por amenazas e injurias, siendo también detenida por simulación de delito en Zaragoza”, añadía.

Siguiente: Las esperadas palabras de Conchita

Las esperadas palabras de Conchita

> Tras mantener una batalla judicial, y con las aguas aparentemente calmadas, Conchita ha movido ficha. Así, aviva la polémica. “Lo que ha dicho son informaciones vertidas por un celoso, cosas que surgen de la maldad sin tener una base. La envidia hace mucho daño, pero el tiempo pone a cada uno en su lugar. Mira cómo estoy yo y cómo está él. No era la persona adecuada y ya está. Es una persona que me ha hecho mucho daño”, aseguraba. Además, se esfuerza por demostrar que José Antonio no le hace ninguna falta para ser feliz. “Hago lo que me da la gana sin dar explicaciones. Con el tiempo me he dado cuenta de que tener tiempo para ti es una suerte. Todo el mundo tiene problemas con los hijos, con los maridos… La gente se queja de que llega a casa y tiene que hacer su cena y la de la pareja…”, aseguraba Conchita.

Siguiente: Una mujer solitaria y trabajadora

Una mujer solitaria y trabajadora

> Tras el desamor, Conchita encontró su tabla de salvación en el trabajo: vive por y para ello. Además de colaborar en Mediaset, donde suele aparecer los sábados para destapar las mentiras de los famosos, ayuda a una ONG. Confiesa que se levanta a las 4 de la mañana porque a su día le faltan horas. Y es que la aragonesa tiene una consulta privada en la que cobra 375 euros por cada sesión de poligrafismo. Además, el de Fernández de Landa no ha sido el único desengaño al que ha tenido que hacer frente. Anteriormente compartió su vida con u Francisco Delgado Pérez. Este hombre no ha querido abandonar su anonimato. Lo que sí se sabe es que las cosas entre ellos no pudieron acabar peor. Conchita le incriminó en un delito que trajo consecuencias legales.

Siguiente: Un cambio ¿en todos los aspectos?

Un cambio ¿en todos los aspectos?

> La poligrafista más famosa de nuestro país está viviendo una segunda juventud gracias a su drástica transformación física. Ha perdido 13 kilos en tan solo dos meses. Encantada con su “yo” actual, reconoce que se está manteniendo espectacular gracias a que ha modificado sus hábitos radicalmente. “Mi doctora me ha enseñado a comer adecuadamente. Ahora tengo otra forma de comer, pero no paso nada de hambre”, explicaba. Conchita quiere dejar claro que este inesperado y veloz cambio no responde a nada estético. Tener una imagen pública no ha influido en su decisión de probar la dieta Pronokal. “No me influye salir en pantalla porque es una parte muy pequeña de mi vida. Me veía bien pero la comida me hinchaba y la ropa no me quedaba bien”, reconocía. ¿Dice la verdad?

La entrada Conchita, la poligrafista de Sálvame, arremete e insulta a su ex se publicó primero en Cotilleo.