Close

No te olvides de tu piel aún estando en casa

Quizá, si debido a tu trabajo eres una persona que pasa mucho tiempo en casa , es posible que te cueste llevar a cabo ciertas rutinas de las rutinas de cuidados, concretamente la piel. Por eso, queremos dar unos cuantos consejos para que la rutina del cuidado de la piel no caiga en el olvido.

Antes de comenzar con los consejos rutinarios del cuidado de la piel, consideramos que es importante destacar que no todas las pieles siguen los mismos procesos y que por eso no podemos utilizar los mismos productos para todas ellas.  Por ejemplo, si tienes la piel grasa, deberías utilizar productos específicos para pieles grasas. En el mercado existe una gran variedad de ellos: desde tónicos hidratantes, exfoliantes, hasta geles corporales cuya base es agua y alcohol para no engrasar tanto la piel. Otro grupo al que también se le ofrece una gran cantidad de productos son las personas mayores, ya que las pieles maduras requieren de lociones corporales y faciales con una hidratación extra.

Para aquellos cuya piel sea muy seca también tienen una gran oferta. A estos les recomendamos lociones y cremas de Urea al 5% para una hidratación máxima. Por último, no queremos dejar en el margen a aquellos que sufren de piel atópica, quienes requieren de cremas específicas tanto faciales como corporales. También existen para ellos las cremas antipruriginosas, que ayudan a aliviar la piel cuando aparece el brote atópico.

Pero no sólo el tipo de piel que tengamos es lo que afecta al estado de esta y a su cuidado. Otro de los factores que también afectan a nuestra piel es la falta de sueño. Tener un buen descanso es un elemento clave para despertarse con gran energía y tener una piel sana. Ejemplo de ello son por ejemplo las personas que se dedican en ocasiones a trabajar durante la noche como guardias de seguridad, jugadoras eSport o póker, las cuales pasan largas horas delante de un ordenador a causa de algún torneo; por ello, son fieles a sus horas de sueño para mantener ese tipo de rutina y que no afecte a su salud y belleza. Como consideramos que una rutina de cuidados puede llegar a hacerse tediosa en ocasiones e incluso despertar en nosotros cierta pereza, pensamos en los siguientes paso para una piel sencilla para que se adapte a la mayoría de personas con el objetivo de obtener unos resultados exitosos.

piel

Una forma de no olvidarnos de la rutina de nuestra piel es que la asociemos a los momentos de empezar y terminar el día. Además, son los dos momentos del día que sabemos con toda certeza que vamos a estar en casa y tendremos a mano nuestras lociones.

Al comenzar el día, se recomienda después de la ducha la aplicación de una loción hidratante corporal así como una crema hidratante facial. Si la crema en cuestión además tiene protección solar mejor que mejor ya que durante el día vamos a exponernos a la radiación solar, en mayor o menor medida, y es importante que protejamos nuestra piel. Si eres de esas personas que tienes la piel seca, es recomendable que utilices oleogeles para la ducha, ya que añaden hidratación extra en profundidad.

Para finalizar el día, la recomendación es que limpiemos la piel de la actividad del día, sobre todo la cara. Un agua micelar para la limpieza facial es un producto idóneo. A posteriori de la limpieza, debemos volver a aplicar hidratación. Una crema de noche hidratante para la cara será suficiente.

También recomendamos la exfoliación esporádica tanto de cuerpo como de cara para limpiar bien los poros de la piel y que así se mantenga durante mucho más tiempo libre de impurezas.

Esta rutina tan sencilla te ayudará a que tu piel esté mucho más cuidada y que tú también te sientas mejor. Puedes acompañar la aplicación de las cremas con suaves masajes, ¡te sentirás de maravilla, y tu piel te lo agradecerá a la larga!

La entrada No te olvides de tu piel aún estando en casa se publicó primero en Cotilleo.